Carlina Angélica

Carlina Angélica.

Carlina acaulis.


Carlina Angélica, Flores del PirineoFamilia de las compuestas, planta herbácea perenne, acaule, provista de un grueso rizoma vertical y una roseta basal de hojas que se adhieren al suelo. Hojas espinosas pinnato-partidas o pinnatífidas, con lóbulos subopuestos, oblongos, acuminados, de margen dentado-espinoso, de 20-30 cm de longitud y 5-7 cm de anchura, ligeramente tormentosas. Flores reunidas en una apretada inflorescencia de vistoso capítulo. Capítulo solitario, sésil, dispuesto en el centro de la roseta foliar, de 6 a 12 cm de diámetro (escamas incluidas). Escamas internas del involucro semejantes a una corona de flores liguladas, de color blanco-plateado por encima, verdes o violetas por debajo, de 30-45 mm de longitud; flores numerosas, en conjunto de color rojizo-violáceo. Tamaño de 10-15, hasta 20 cm. Floración Agosto-Septiembre.

A menudo recibe la consideración de especie protegida. Contiene un aceite esencial, destilado de su raiz agradable al olor con flavonoides, tiene propiedades antibióticas, y se utiliza en tratamientos para la piel, como acne y otros eccemas. A altas dosis es tóxico.