Senderismo y Excursiones

Fuente del Paco

Bonito paseo de montaña, que nos llevará desde Villanúa hasta la Fuente del Paco

Para los que, como yo, pensaran que la fuente estaba dedicada a algún personaje llamado Francisco, decirles que no. Que la fuente del paco debe su nombre a estar a la sombra. Si queréis ver la definición que se muestra en un cartel colocado al lado de dicha fuente, pincha aquí.

Vamos a describir este paseo de montaña que parte de Villanúa y llega a la fuente del paco en unos 40 minutos. Si llegamos a Villanúa con coche, tenemos que meternos hacia la parte vieja. Para encontrarla, lo más fácil es buscar la señal de “la cueva de las güixas” y meterse por ese desvío, dejando la carretera. Si llegáis a Villanúa desde Jaca o Castiello de Jaca, dicho desvío lo encontrareis a vuestra derecha después de atravesar la población de Villanúa. Si por el contrario llegáis desde Canfranc, Candanchú o Francia, estad atentos pues en la misma entrada de la población, a mano izquierda, está el desvío hacia la cueva.

Una vez tomado el desvío, se pasa por delante del centro de interpretación de la cueva y se sigue recto hacia el albergue juvenil. Para alcanzar el camino que nos guiará hacia la fuente, tenemos que avanzar rectos, dejando el edificio del albergue a nuestra derecha por una calle asfaltada con ligera subida y casas a la derecha.

Esta calle es recta y el camino parte de un desvío a su derecha, poco antes de tomar la primera curva, así que hay que ir pensando en dejar el coche. El desvío está indicado con un cartel en forma de flecha con el literal “Fuente del Paco”, así que no tiene perdida. Discurre en pendiente de subida durante unos cuarenta minutos, rodeados de vegetación y con algún que otro cartel indicativo que te habla de la formación de un valle, la explotación agraria, la reconquista del terreno por parte de la vegetación al abandonarse las labores agrícolas de la zona, la flora, la fauna, …

Durante el camino os acompañarán, marcas de color verde y amarillo, pintadas en estacas al lado del camino o en piedras. La mayoría de las veces estas marcas solo sirven para confirmarnos que vamos por el camino correcto. Solamente hay una bifurcación en todo el camino que no tenga su correspondiente cartel en forma de flecha indicando la dirección a seguir, y en este punto, veréis pintada en la roca una señal con los colores verde y amarillo en forma de codo, para indicaros que toméis el camino que sigue por la izquierda cuesta arriba en lugar de seguir por el de la derecha cuesta abajo (la montaña es así, siempre cuesta arriba)

Al cabo de 2/3 de la excursión, el camino se va ensanchando hasta llegar en forma de pista al refugio y la fuente del paco. Para terminar esta descripción, solo deciros que os fijéis en la parte alta de los pinos que nos rodean. Veréis que son de un color rojizo, de ahí que se les denomine, pino royo. Disfrutad allí de la sombra y del bosque abierto que rodea toda la fuente.